Todas tus opciones de transporte en Chile están aqui

Escrito por el 18 julio, 2019

Desde hace un tiempo hemos tenido en Santiago y en unas pocas regiones, Uber y Taxi para llegar más rápido a destino. Pero, ahora la competencia está más dura, incluso aun cuando la legislación de la conocida app de transportes no está regularizada. Ahora, en vez de elegir un movilización más tradicional, podemos optar por SheDriveUs, Cabify o Beat.

Incluso cuando Uber era la única forma revolucionara de llegar a un lugar, la población en general elegía el taxi o el colectivo. Pero, los precios de todas las aplicaciones ya mencionadas fueron el punto de reflexión, ¿Me tomo un taxi o pido un uber? Así, es como no solo esta sino el resto de la competencia comenzó a meterse en el mercado. Cabify que fue una de las primeros contrincantes del mercado llegó aunque con precios altos. Sin embargo, con la entrada a la industria de Beat y SheDriveUs, los precios de transporte se han ido equiparando y los usuarios se han ido repartiendo entre sus preferencias.

Cabe destacar que a pesar de que todas cumplen la misma función, la interfaz y la accesibilidad de todas estas es muy diferente. Uber es la app que mejor puntuación en reformas tiene. En esta no tan solo puedes pedir cuatro tipo de modalidades, sino que también puedes compartir tu ubicación y llamar a carabineros.

Uber

La más famosa y global aplicación de movilización llegó a Chile a mediados del 2016, dos años después del lanzamiento en México. El viaje de la aplicación por el mundo ya junta más de 5 billones de viajes alrededor del mundo y una cobertura de 500 ciudades. Lo que lo convierte en el servicio más grande del mundo. Por esto y otras variantes, la aplicación se desplaza a grandes pasos en el mercado. En el país, al menos, ha estado en discusión por su regularización y por la negativa de los taxistas. Aunque, este sigue estando vigente en el país.

Uber se caracteriza por ser una de las opciones más completas en el país. Al tener 4 modalidades, UberX/X VIP, UberBlack, UberXL, UberKids, Black SUV y WAV, esta desplaza al resto de las aplicaciones del número por lejos. Además, tiene la opción de compartir la ubicación actual del usuario con cualquier persona y la facilidad de llamar a carabineros por cualquier emergencia. El pago puede hacer en efectivo, con tarjeta de crédito o débito y si el viaje se comparte con amigos y todos van en direcciones diferentes, en la aplicación se permite ingresar dos direcciones diferentes y también, compartir la tarifa de viaje.

Una de las otras novedades es el menú «Familia», donde desde un perfil se pueden enlazar otros con la finalidad de pagar los viajes de terceros. Con lo que también se puede, de una manera más fácil, ver la ruta de un familiar. La última actualización de Uber es «Uber Air», opción que está estimada para el 2023, y que permitirá transformar el mundo aéreo. Entre los suburbios y ciudades, y finalmente entre dos ciudades, Uber planea crear un sistema  en un viaje compartido. Donde con aviones pequeños VTOL (vertical takeoff and landing) o en español, «Despegue y aterrizaje vertical», conectarán Dallas y Los Angeles, en Estados Unidos, para luego anunciar el mercado internacional que esta nueva modalidad tocará.

Beat

Una de las opciones más baratas en el mercado es Beat, uno de los más nuevos y sencillos servicios que ha tocado suelo chileno. A diferencia de Uber, esta aplicación no tiene la opción de multi-destinos como tal. Pero, si permite en el transcurso del viaje, cambiar el destino. Además con su nueva actualización, esta permite llamar a emergencias en caso de cualquier irregularidad en el servicio. Mientras esté en pantalla la aplicación, esta permite a sus usuarios llamar a bomberos, carabineros o ambulancia, luego de confirmar la ubicación y el servicio de emergencias que se requiera.

Además de contar con diferentes formas de pago, Beat se destaca por estar en alrededores donde Cabify o Uber no alcanzan. Esto no es por una política de empresa, sino que por una preferencia de los propios conductores de la aplicación. La diferencia de la tarifa de pago va variando con la distancia del viaje en comparación a otras aplicaciones. Pero, siempre Beat es de los más baratos en el rubro. Ahora y siguiendo los pasos de sus grandes referentes, estos han instalado la opción más lujosa de viaje.

Beat Luxi es una modalidad de gama alta de transporte. Así también lo es su tarifa. Con autos de lujo y un servicio más pretencioso, la aplicación suma mejorías a su escala de evaluación.

Cabify

Partió siendo una de las opciones más caras del mercado, pero ahora Cabify se está posicionando en una de las preferencias de muchos. Con tres modalidades distintas de viaje, Economy, Lite y Easy Taxi, la app se encuentra disponible en 12 países del mundo y circula en 130 ciudades. A diferencia de Uber, el monstruo gringo, Cabify nace en Madrid en 2011, a manos de compañeros iberoamericanos que se hicieron paso a Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, España, México, Panamá, Perú, Portugal, República Dominicana y Uruguay, en los últimos años.

La forma de pago en esta aplicación varía de las demás, agregando al efectivo y tarjetas de crédito las opciones de OneClick y Paypal. A esto se le suma la opción de compartir la ruta de viaje con un amigo, hecho que reforzó la seguridad de la aplicación a los ojos de sus usuarios. También, en temas de seguridad Cabify y Uber son los únicos referentes que le exigirá a sus conductores licencias del tipo A-1, A-2 Y A-3. Y, estos no podrán contar con antecedentes penales por delitos sexuales, alcohol y/o drogas. Esto luego de que la Cámara de Diputados aprobara el proyecto de ley que buscará poner exigencia a los conductores de ambas aplicaciones en abril de 2019.

inDriver

La aplicación que te ofrece la opción de que tu elijas el precio de tu viaje. Entregándoles el mando al usuario, inDriver te deja poner un precio por el viaje que realizarás. A partir de un cambio entre el conductor y el que pide el automóvil, la aplicación establece un lugar donde el conductor ve si acepta el precio de la oferta.

La app fue lanzada en Concepción y en su primer tramo tuvo a 400 conductores interesados en este juego de intercambio. Donde tanto como quien conduce como el que desea un viaje, alinean sus mejores ofertas, siempre bajo los precios del mercado, para al final llegar a un acuerdo de transporte.

Recientemente la aplicación se expandió a Santiago donde las críticas han surgido desde varias aristas. Primero, la aplicación no cuenta con un seguro de accidente, por lo que si algo pasa en el camino, el costo de los daños tendrá que ser cobrado al dueño del automóvil. Además, no tiene una interfaz de reclamos efectiva, esta se basa en comentarios establecidos por la fanpage de inDriver en Facebook. Pero, la aplicación sí cuenta con un sistema de ayuda para cualquier inconveniente, donde se puede llamar a las autoridades desde su sistema.

PinkCar

Luego de que SheDriveUs, aplicación lanzada en Febrero de 2018, llegara a Chile inesperadamente y se fuera de la misma forma, llega al país PinkCar. Una subsidiaria de ProCar, opción rentable de movilización. La cual trae a la población femenina una nueva forma de viajar. Acompañadas de mujeres al volante, PinkCar planea instaurar un nuevo modelo de viaje más tranquilo para sus usuarias.

La app tiene tres modalidades de viaje, la más básica «Esencial» que puede llevar hasta 4 pasajeros. La segunda opción y que permite a los usuarios llevar más de 5 pasajeros, es «Extra». La cual se rige por la cantidad de cinturones de seguridad que el vehículo posea. Y por último, «Deluxe», donde el viaje a destino es realizado por vehículos de alta gama.

Lo extraordinario de esta nueva forma de viajar es que el servicio se basa en el kilometraje del viaje y no en el tiempo. Por lo que los «tacos» o el retraso de los viajes no influye en el precio que se deberá pagar al finalizar el recorrido. Además, el registro de cada pasajero y conductor debe ser online, no por la misma aplicación, ya que el proceso de registro es mucho más complejo y seguro en PinkCar. Para mejorar la seguridad y tranquilidad de sus usuarios y empleados, la aplicación pide el carnet de identidad de cada persona que use sus servicios con el propósito de asegurar la integridad de todo aquel que es parte de la empresa.

A diferencia de las otras aplicaciones, esta solo permite el pago con tarjetas de crédito o MACH, y no en efectivo. Y, como si fuera poco, al pedir un viaje, tanto la conductora como la pasajera deberá mostrar el código de seguridad que le entrega la aplicación, el cual debe coincidir en ambos teléfonos para recién iniciar el viaje. Esto también para crear un mayor sistema de seguridad.

DiDi

Esta aplicación de origen chino llegó a Chile para instalarse y destronar a todas las otras aplicaciones. Con un objetivo claro, llevar a todos los conductores a sus listas, DiDi comenzó a operar en Valparaíso el 1 de junio de 2018 con una meta de 8 mil inscritos, los cuales rebasaron las expectativas de la gerencia, llegando a un monto de 150 mil en su primera semana en la ciudad porteña.

Lo que hace la diferencia entre el resto es que este cuenta con un sistema de Call Center, donde tanto los conductores como usuarios pueden hacer llegar sus reclamos o preguntas. El servicio cuenta con más de 18 mil automovilistas registrados y principalmente se figuró en la quinta región. El pago de los viajes se puede hacer con tarjetas de crédito, débito o efectivo. Simulando la misma interfaz de Uber, pero su registro de usuario pude también hacerse con Google o Facebook, y no solo con el número de teléfono asociado al móvil.

Hasta el momento, DiDi no está en Santiago, pero sí en la región de Viña del Mar, donde ha causado furor entre los conductores, a quienes le aseguraron un monto de 500 mil pesos como sueldo en el primer mes si se registraban con la compañía.

Ahora, si eres pasajero o conductor, ¿con cuál te quedas?


[No hay estaciones de radio en la base de datos]