Tips para cuidar el sistema eléctrico con llegada del invierno

Escrito por el 7 mayo, 2019

Se acerca el invierno y con él las bajas temperaturas. Las formas de calefaccionar el hogar son variadas y generalmente están asociadas al costo y al cuidado del medioambiente. Por ello, docentes del Departamento de Electricidad de la Universidad Técnica Federico Santa María en Concepción entregaron una serie de recomendaciones para tener en cuenta y así evitar situaciones de riesgo.

Alex Ulloa, Ingeniero Civil en Electricidad y Magíster en Ciencias de la Ingeniería, indicó que en las instalaciones eléctricas la seguridad “se ve afectada por la cantidad de calor que genera la corriente instantánea, lo que daña el recubrimiento y con ello la aislación de los conductores y ahí es donde eventualmente podría ocurrir una falla que detone en un corto circuito. Por eso, básicamente lo que hay que cuidar es que los altos consumos de energía eléctrica no sobrepasen el máximo de corriente para la que fue diseñada la instalación y procurar que los consumos no sean por tiempos prolongados”.

Agregó que es importante considerar que existen algunos riesgos que son propios de instalaciones eléctricas que cumplieron sus años de servicio o se encuentren defectuosas por el paso del tiempo y en ello es importante considerar que “ya sea en una casa o en un departamento, una instalación debería ser verificada en un periodo no mayor de cinco años, por una persona calificada para ello, que debiera ser un técnico eléctrico con licencia SEC clase D, C o B” y agregó que incluso se recomienda cada diez años cambiar el cableado del interior de las casas. Esto, explicó, porque las conexiones se deterioran por distintos agentes como polvo, humedad, uso o incluso un movimiento telúrico –tan frecuentes en nuestro país- lo que puede soltar una conexión o dañar un aislamiento, afectando la correcta y segura operación de la instalación

El profesor Ulloa señaló que el límite de gasto de energía eléctrica mensual en los hogares, que en la mayoría posee empalme tipo BT1, está dado por la compañía y es de 350 kwh, eso sumado a que este empalme domiciliario posee una potencia máxima instalada de 10 kw nos da una corriente máxima de consumo de unos 45 amperes, sin embargo, la compañía generalmente provee empalmes de  25 amperes, y de 16 para las viviendas sociales según proyecto eléctrico presentado, siendo precisamente esa unidad de medida el límite que puede ser consumido al mismo tiempo en esa casa. Además, en cada casa existe un sistema de protecciones automáticas, esto es un disyuntor, aparato que abre automáticamente el paso de la corriente eléctrica, con una capacidad de 25 o 16 amperes acorde al empalme, y lo corta cuando se supera el límite, de ahí la exigencia de no intervenir ningún sistema eléctrico sin tener el conocimiento de un instalador eléctrico certificado.

Sebastián Martínez, Ingeniero Civil Eléctrico y candidato a Magíster en Ingeniería Eléctrica, indicó que la necesidad de evaluar la situación en los hogares es claramente evidenciable cuando en las casas se corta el suministro de energía eléctrica al haber muchos equipos conectados. “La recurrencia de esos eventos muestra que el sistema eléctrico está en constante sobrecarga”, explicó.

Esto se hace incluso más frecuente en la actualidad, dijo, ya que la tendencia es que los sistemas de calefacción sean eléctricos, “por lo que estamos consumiendo una potencia instantánea igual o mayor a la potencia instalada con la que se diseñó la instalación de la casa”. Indicó que cada circuito está asociado a una protección, por eso es importante evitar conectar todos los aparatos eléctricos a un solo circuito. Por ejemplo, si se van a utilizar aparatos eléctricos de calefacción, distribuirlos en diferentes circuitos de la casa, evitando sobrecargar solo un circuito.

Similar situación ocurre cuando se utilizan alargadores, ya que lo importante es no sobrecalentar las conexiones, de ahí también que no deben permanecer encendidos, por ejemplo, toda la noche. En ese mismo sentido es que resulta recomendable contar con equipos que cuenten con termostato, comentó el profesor Martínez,  “ya que lo que hacen esos aparatos es medir la temperatura. Por ejemplo, en una habitación una vez que se cumple la temperatura deseada se apaga el aparato, y cuando comienza a enfriarse, otra vez se vuelve a encender”.

Cabe señalar además que existe un sistema de certificación obligatorio establecido por la SEC para todos los productos eléctricos que se comercializan en el país, sello que deben tener todos los productos eléctricos que se adquieran, ya que este demuestra que cumplen con estándares de calidad.

Consultado respecto a la forma más sana de temperar un hogar, Ulloa indicó que “la electricidad entrega calor de forma limpia y además la conversión de energía es prácticamente uno a uno. Esta es una de las formas de conversión de energía más eficiente que existe, por lo tanto, tiene esa doble ventaja”, a diferencia, explicó de la leña, por ejemplo, si bien tiene un costo menor, la conversión a calor resulta ineficiente. Lo complejo de esta situación es que las compañías de electricidad establecen límites de consumo invernal, resaltó.

Agregaron que para el invierno otros aspectos a tener en cuenta es la importancia de mantener el confort térmico en las habitaciones, ya que cuando se genera una fuente de calor lo ideal es que no se escape la temperatura, de ahí que puede también ponerse atención en otros aspectos de cada hogar, como las cortinas, las ventanas y la aislación térmica en general.


Canción actual

Title

Artist